Vulnerabilidad de las comunidades humanas en los ecosistemas de manglares mexicanos: un enfoque de adaptación basado en el ecosistema

Main Article Content

Gabriela Carranza-Ortiz
Leticia Gómez-Mendoza
Ernesto Caetano
Dulce Infante Mata

Resumen

Los manglares en buen estado de conservación reducen la vulnerabilidad a eventos extremos tales como el aumento del nivel del mar y huracanes. En México, algunas comunidades dependen de los servicios ambientales del manglar. En la Reserva de la Biosfera La Encrucijada, la conectividad de los ecosistemas que conforman los humedales está disminuyendo a causa de los incendios y las actividades humanas. La degradación se agravó durante los efectos generados por los huracanes Paulina (1997) y Mitch (1998). El enfoque de Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) fue utilizado para identificar los beneficios locales proporcionados por los manglares y el aumento de su capacidad de adaptación al cambio climático y considerando que si el manglar se encuentra en buen estado de conservación se mantendrán los servicios de los ecosistemas, incluyendo la protección contra huracanes y sus efectos. En este sentido, para la evaluación del estado de conservación y la estructura de la vegetación se monitorearon 7 transectos, donde se registraron: a) cambios en el tipo de vegetación (datos biológicos, fenológicos, altura de especies arbóreas y en los manglares la condición de las raíces aéreas), b) la representatividad de las especies locales para cada tipo de vegetación identificado (manglares, bosques tropicales de agua dulce, vegetación de dunas costeras, selva baja, arbustos espinosos y cultivos), c) la conectividad diferenciando la continuidad entre los diferentes tipos de vegetación costera o la ruptura de la continuidad por actividades antrópicas, d) el cambio en la cobertura de vegetación e) cambios en la integridad de la vegetación asociados a  ecoturismo, asentamientos humanos, cultivos o, y f) la microtopografía de los transectos   identificando la altura del escarpe de playa y la pendiente del transecto. Los transectos fueron colocados transversalmente a las islas de barrera, según los diferentes tipos de vegetación y usos de la tierra. Para evaluar la vulnerabilidad social local a climas extremos, se analizaron los cambios en la cobertura vegetal mediante técnicas de teledetección, estadísticas demográficas y se aplicaron entrevistas semi-estructuradas a los habitantes locales y las autoridades de Protección Civil. Los resultados indican que los ciclones tropicales en la region no son tan frecuentes (3 a 8 registrados en 67 años), por lo que  solo el 8% de los encuestados percibieron los ciclones como peligro. Sin embargo, si perciben como amenazas al aumento en el nivel del mar, inundaciones y olas de calor. La presencia de los escarpes de playa en la region,  la amplia cobertura de vegetación y la conectividad de la vegetación, son factores que favorecen el servicio de  protección a. La población es consciente que si se degrada el manglar dicho servicio de protección dismunuiría  y las inundaciones afectarían sus hogares y sus bienes. El 19,9% de la superficie total de la reserva ha pasado de  manglar a praderas a uso agropecuario.  A pesar de que  el 61% de las 162 personas encuestadas se dedican a alguna actividad de conservación (gestión de viveros y manglares en zonas restauradas y evitar la caza de animales silvestres), no tienen plena conciencia de los todos los servicios ambientales. Este estudio presenta una metodología de aproximación de la percepción social que puede incorporarse a estrategias de conservación,, de adaptación al cambio climático y de empoderamiento de las comunidades sobre la gestión de su vulnerabilidad y mejorar su bienestar.. Se presentan recomendaciones sobre la gestión ambiental y la reconversión económica de los pobladores para reducir la vulnerabilidad de la region, así como la realización de programas locales y campañas de comunicación y sensibilización sobre los beneficios de los servicios ambientales. Finalmente se evalúan los trabajos de conservación en la reserva a la luz de la adaptación y disminución del riesgo por inundaciones en las poblaciones locales.


Palabras clave: Adaptación basada en ecosistemas, manglares, servicios ambientales, Reserva de la Biósfera de La Encrucijada

Article Details

Biografía del autor/a

Gabriela Carranza-Ortiz, Instituto de Geografía UNAM

Estudiante de Doctorado en Geografía