Estilos geotectónicos bidimensionales y tridimensionales interbloques: Una nueva categoría neotectónica para la determinación de morfoestructuras montañosas

José Ramón Hernández Santana, Mario Arturo Ortiz Pérez, Antonio R. Magaz García

Resumen

La evolución geológica del archipiélago cubano revela una migración del vulcanismo y del magmatismo de W a E en el meso–cenozoico temprano, igual que el incremento de la actividad neotectónica, de la sismicidad y de la endodinámica secular reciente, lo cual ha originado grandes contrastes geomorfológicos en su extremo oriental, actual zona de interacción interplacas Caribe– América del Norte, a lo largo de cuyo eje tectogenético, ocupado por la fosa de Bartlett, se desarrollan desplazamientos horizontales con componentes de izquierda y elementos de subcorrimiento. Durante la etapa neotectónica–geomorfológica del desarrollo del relieve cesaron los movimientos convergentes de compresión, existiendo un régimen de distensión con tectónica de bloques de tipo horst y graben con estilos propios para cada marco y mesomorfoestructura montañosa. En la formación de las montañas de Cuba Oriental se distinguen los siguientes sistemas de interrelaciones tridimensionales interbloques: isométrico de bóveda–bloque; escalonado asimétrico de bloques basculados; alterno asimétrico de bloques de horst y graben; isométrico de bloques escalonados; lineal de horst en bóveda, basculado; basculado de bloques escalonados; alterno asimétrico de bloques de horst y graben, con escalonamiento asimétrico transicional–transversal; escalonado irregular de bloques basculados; lineal de bloques; lineal de horst en bóveda; irregular de bloques; isométrico monolítico; irregular de horst escalonados; lineal de horst escalonados; lineal de horst escalonados, basculados y rotados por el rumbo; isométrico de bloques irregulares; alterno escalonado de bloques de horst y graben con intensa fracturación interna, y alterno de horst y graben asimétrico. Al mismo tiempo, se muestran algunos modelos geotectónicos tridimensionales mexicanos: de estructura de flor en el complejo volcánico de Temascalcingo, graben de Acambay; de expresión continental en el campo volcánico de Amatlán de Cañas, y trenza de "cola de caballo", en la Sierra Atravesada–Istmo de Tehuantepec.
Texto completo: PDF

Herramientas del artículo

Envíe este artículo por correo electrónico (Inicie sesión)
Enviar un correo electrónico al autor/a (Inicie sesión)

Estadísticas del artículo

vistas descargas
anual histórico
vistas 80 185
descargas 60 90